Moratinos alerta de la situación “extremadamente dramática” en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible

15 Noviembre 2018.

El nivel de agua disponible para el consumo humano habrá caído en 2025 más de un 30% en comparación con los niveles de 2014

El Foro de la Economía del Agua avisa de que en España se está invirtiendo en agua la mitad de lo que sería necesario para cumplir con todos los desafíos del agua

El ex ministro de Asuntos Exteriores y nuevo Alto Representante de Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones (UNAOC), Miguel Ángel Moratinos, ha advertido de la situación “extremadamente dramática” a nivel mundial del grado de cumplimiento de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), previstos para 2030 y llamó a una “acción urgente” por parte de todos los actores implicados: gobiernos, ciudadanos y sector privado, en lo que definió como “una alianza colectiva”, ya que, si no se da esta alianza, en opinión de Moratinos “será imposible cumplir con los ODS”. Moratinos ha hecho estas declaraciones en su intervención en el Foro de la Economía del Agua, celebrado hoy en Barcelona en el contexto del salón Iwater. Su llamada de alerta ha sido compartida por el director del Foro de la Economía del Agua, José Carlos Díez, que señaló que “al ritmo actual, ningún país va a cumplir con los ODS”.

Esta situación coincide con una tendencia de rápido descenso del agua disponibe para consumo humano. De acuerdo con el ex ministro Moratinos, que asumirá su nuevo cargo en Naciones Unidas el próximo martes, la reserva de agua dulce disponible ha pasado de 16.800 m3 por persona y año en 1950 a 6.800 m3 en 2014 y caerá en 2025 a unos 4.800 m3; es decir, el descenso entre 2014 y 2025 será del orden del 30%.De hecho, Moratinos advirtió que actualmente, “el 40% de la población mundial ya tiene escasez de agua”. Por eso, Moratinos insiste en que la “Agenda de Sostenibilidad se tiene que cumplir de manera irrenunciable y de manera completa en todos sus objetivos y el agua como ODS número 6 tiene una responsabilidad clave en este cumplimiento”.

El Foro de la Economía del Agua también ha reunido a representantes de organizaciones como la OCDE y el Foro Económico Mundial. En este sentido, la OCDE cifra en 6,7 billones de dólares las necesidades globales de inversión en agua y advierte que los desastres medioambientales relacionados con el cambio climático ya provocaron en 2017 unas pérdidas mundiales de unos 340.000 millones de dólares.

Ante la magnitud del desafío, para Moratinos es necesario impulsar el desarrollo de una Agencia Mundial del Agua, como ya existe en el caso de la energía, para alinear todos los esfuerzos. “El agua está conectada con todo: con desigualdades de género, con pobreza, con el desarrollo agrícola sostenible, rentabilidad financiera…”, confirma Gonzalo Delacámara, director académico del Foro de la Economía del Agua.

En España, aunque Moratinos considera que la tendencia en el cumplimiento de los ODS es “positiva”, todavía queda “un esfuerzo ingente que hacer”. De hecho, actualmente hay un déficit de depuración, de saneamiento y tratamiento de las aguas residuales, que es clave para afrontar los desafíos de la Agenda 2030. Las estimaciones oficiales del Gobierno contemplan una inversión necesaria de unos 24.000 millones de euros entre 2016 y 2033. Sin embargo, las necesidades de inversión son reales, puesto que se necesita urgentemente invertir en abastecimiento, obra nueva y renovación, hasta el punto de que el Foro de la Economía del Agua estima que de cumplirse los planes del Gobierno solo se estaría invirtiendo la mitad de lo que realmente se necesita, dados los desafíos que el cambio climático introduce en temas de imprevisibilidad climática, así como la proliferación de nuevas fuentes de contaminación.

Esta situación pone en peligro los esfuerzos conjuntos de población e industria, que han logrado reducir su consumo de agua un 20% en los últimos años, Y es que España está a la cola de Europa en inversiones en agua, con un ratio de aproximadamente el 0,12% del PIB, en contraste con países como Holanda (0,44% del PIB), Francia (0,41%), Reino Unido (0,38%), Alemania (0,32%), Portugal (0,24%) o Italia (0,18%).